Cuidado con las excusas

En ocasiones creo que muchas personas no llegan al  éxito porque encuentran “razones de peso” que les impiden triunfar, superarse de temores, tener una mejor autoestima, ganar suficiente dinero, ascender en sus trabajos, prosperar en sus negocios, tener mejores relaciones humanas, una mejor actitud,etc.  Las personas no triunfan porque  tienen   excusas que les justifica su falta de personalidad, decisión, temores para obtener mayores logros.

Aun en la etapa adulta, la gente suele dar siempre excusas como por ejemplo, no hacer su trabajo profesionalmente, no cumplir una cita,  no estudiar suficiente para un examen, etc. De niño, cuando se llegaba el momento de presentar la tarea, la cual no había hecho por emplear mucho tiempo viendo televisión y por diversas razones,  decía al profesor: ” se me quedó encima de la mesita…” pero no tenía el valor de decirle que No la había hecho.

Esta etapa la superé hace muchos años afortunadamente. Sin embargo, conozco muchas personas ya adultas, maduras, casadas, que todavía dan disculpas vagas e inmaduras  con el fin de justificar su mediocridad, compromiso, responsabilidad, dedicación,  y falta de acción.

Curiosamente, estas personas son las que más se quejan por la situación en general, por la economía; se quejan del comportamiento de sus hijos, de la indiferencia de sus  jefes, de su salud, de no alcanzar sus logros, etc.   De hecho, son personas nerviosas e inseguras que aprendieron que todo tiene una justificación.  El éxito no tiene justificación.

Repito lo anterior: El éxito no tiene justificación.  Por qué?  porque es  una promesa divina de Dios que dice que El vino para darnos vida y vida en abundancia y que siempre nos lleva de éxito en éxito. Porque también, como un catálogo abierto y con gran amor, nos dice que le pidamos TODO lo que deseamos  y que nos deleitemos en Sus palabras para que nos conceda las peticiones de nuestro corazón.

En el  Salmo 2 Dios nos promete que de nosotros serán hasta los confines de la tierra, y que nos dará por herencia las naciones.  Por estas promesas divinas, el éxito no tiene justificación y no es mi intención  con todo el respeto de los lectores, traer a colación temas  religiosos. Solamente opino desde mi punto de vista y formación cristiana.

Veamos a continuación algunas de las  “Justificaciones Inteligentes” mejor conocidas como Excusas para no triunfar o Excusitis.

Si yo hubiera nacido con “estrella y no estrellado”…hubiera sido exitoso
Si mi mamá y mi papá me hubieran dado mejor educación… estaría en otro lugar.
Si tuviera el talento de fulano, hubiera sido más inteligente…ganaría más dinero.
Sino me diera tanto nerviosismo y berraquera para emprender nuevas cosas…
Si fuera más popular entre la gente…quizás….

Si no fuera tan bajito, tal vez me hacía notar mejor…
Si no tuviera tantas deudas, podría comprar una casa…
Si fuera más organizado, tal vez podría…
Todo sería mejor en mi vida, si hubiera nacido rico…
Hubiera tenido un mejor trabajo si hubiera estudiado en Harvard

Si no fuera tan gordo, podría hablar mejor en público…
Si viviera en el exterior, tendría más dinero…
Si mis padres no se hubieran separado, sería más seguro de mi mismo…
Si me hubieran dado ese ascenso, hubiera sido más conocido en la empresa…
Si hubiera terminado de leer esos libros…

El proyecto no lo inicié porque de antemano sabía que no funcionaría…
Si tuviera a una esposa que me apoyara…
Si mi personalidad fuera más fuerte…
Si no fuera tan melancólico y sensible…
Si no hubiera fracasado en el pasado…

Si pudiera tener mejor retentiva…
Si mi coeficiente intelectual fuera más alto…
Los profesores que tuve no eran buenos…
Si el tiempo me alcanzara mucho más…
Si mi lugar de trabajo no fuera tan lejos…

Si yo pudiera expresar fácilmente mis sentimientos e ideas…
Si no fuera tan inseguro…
Si tuviera una casa en un mejor vecindario…
Si conociera “personas importantes”, yo también hubiera sido más importante…
Si viviera en otra época, mi vida quizás hubiera sido mejor…

Si no fuera de signo cáncer, y fuera de signo Libra, hubiera sido exitoso.
Si no tuviera temor a la crítica…
Si tan solo tuviera una segunda oportunidad…
Si mi pasado no me atormentara tanto…
Si tuviera mejor carisma….

Y si continuamos enumerando cuántas excusas da la gente para no triunfar o para evadir sus responsabilidades, su falta de carácter, disciplina, su falta de personalidad y de madurez,   no terminaríamos hoy!    Es mi deseo que los estimados lectores reflexionen sobre cuáles son las excusas que tienen en el momento y que de alguna u otra forma, les impide obtener mayores logros.

Elimando las excusas

 Estoy a través de éstas líneas para recordarles  con respeto, y más que ésto, para motivarles a que borren todas sus excusas, que afronten sus temores,  que sean Seres de Excelencia, como dice el Doctor Miguel A. Cornejo, que asciendan a una escala más alta en la vida en el plano espiritual, profesional, material, familiar, económico, y de salud, porque es allí, la  cúspide del éxito donde Dios quiere que estemos.

No deseo que nadie de ustedes estimados lectores, en un futuro lejano  vayan a decir,

 ” si tuviera otra oportunidad“,

” si mi pasado no hubiera sido así….” ,

“si la vida me hubiera tratado mejor…”

Oportunidad de Oro

Es perentorio que desde este momento comiences a eliminar de raíz toda excusa que te aleja de alcanzar el éxito. Que este, tu presente, sea antesala para que en un futuro, sonrías por las bendiciones de éxito y prosperidad que Dios y la vida te dieron y no que llores por las derrotas que tuviste.

Hoy y justo en este instante, tienes una oportunidad de oro para convertirte en  la persona exitosa que tanto deseas  ser.

Es una oportunidad de oro para llegar a ser el profesional, empresario, líder, emprendedor, hijo, hija, padre y madre  de familia triunfadores que están destinados a ser.

Es una oportunidad de oro para que seas un hijo y pongas la confianza en Dios y creas que siempre tiene para ti lo mejor de lo mejor.

Hoy es una oportunidad de oro que tienes en tu  vida para analizar cuáles son tus frecuentes excusas, preguntarte qué sucede contigo y por qué no estás en el lugar de éxito en el cual deberías estar, y empezar a tomar acción! simplemente borra las excusas que no dejan que progreses!

 EJERCICIO No. 10

Toma tu Libreta de Superación Personal y haz una lista de las excusas que sueles decir en tus actividades diarias y aquellas que creas que te  “tienen frenado” para seguir hacia el logro de tus metas.  

Tan pronto las hayas escrito, táchalas con una gran “X” o simplemente escribe grande algo así como “CANCELADO” .  Yo empleo esta técnica cuando algo negativo me rodea o cuando trata de surgir alguna excusa. Simplemente digo, “esto no va conmigo, esto queda anulado para siempre de mi vida”   Tacho esas palabras o frases negativas (excusas, actitudes,temores) y me concentro en las cosas positivas que deben ser.  Tu puedes hacer lo mismo.   Recuerda…todo es cuestión de CARÁCTER, ACTITUD POSITIVA, Y …DECISIÓN!

Es mi deseo que no tengas ninguna excusa para alcanzar el éxito!

José Pardo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s